viernes, 30 de marzo de 2012

Tributo a Domingo en Llamas

¿Quién me gusta? ¡Domingo en Llamas me gusta! Es uno de mis músicos predilectos de este terruño, lo cual no es poca cosa, considerando que por razones que no debatiré aquí me cuesta aficionarme a temas en mi idioma. Con Domingo en Llamas, en cambio, es como si la palabra misma fuese música. Me retorna a la sensación de escuchar cuentacuentos, es decir, oír atento un recitado que evoca maravilla.

Les dejo con estos pertinentes comentarios de José Urriola que encontré ahorita; las letras y un video filmado en Musical Carrillo:

domingo, 11 de marzo de 2012

San Sebastián, San Antonio, sangre y muerte

Les dejo algunos dibujos nuevos que están ahorita en la exposición de narrativa gráfica en la sala 10 del MBA. En realidad, no todos son tan recientes pues había hecho los bocetos de un par hace tiempo y no fue hasta ahora que tuve tiempo de entintarlos.

SS
Este San Sebastián está concebido como la contraportada del fanzine del Ciclo de la Úrea, que quizás haga, quizá no.

 Un ejercicio de dibujo de hace un par de años que entinté recientemente. Pertenece al género de cosas que salen cuando Noir stops giving a fuck. La interpretación que yo le doy es súper nula y estoy segura de que será muchísimo más interesante y divertido ver qué le inventan ustedes.

The Bloodbells Chime, dibujo viejo que ya conocen. Lo subo de nuevo al blog pues me parece que ahora está mejor photoshopeada su limpieza.

Tentaciones de San Antonio
Éste no se encuentra en el MBA sino en el Pabellón del Cómic de la Filven 2012, que está dedicado al manga. Voy pendiente de hacer varias versiones o interpretaciones de las Tentaciones de San Antonio, pues me parece un tema inagotable. Eso sí, hasta que los católicos no recapaciten y me faciliten un ejemplar (digital o físico) de la Leyenda dorada (1250-1280) de Santiago de la Vorágine, interpretaré ese episodio como se me encapriche. No creo que lo quieran dejar a la merced de mi imaginación pútrida, pero me sorprende cuán difícil me ha resultado conseguir un texto clásico de una religión que podemos definir desde su perfeccionamiento de la propaganda. Sin embargo, estoy segura que cualquier torpe paráfrasis de vidas de santos la podemos encontrar a la vuelta de la esquina de la mano de un evangélico en la camioneta. Meh, seguiré buscándola.